lunes, 16 de noviembre de 2009

posicion fetal



das vueltas toda la noche sin poder dormir..tus pupilas, dilatadas, se van volviendo expertas en inventar la realidad..
tus venas ya no son puras y quizás hoy termines con delirium tremens.
le cambiaste tu futuro a un fantasma por un par de anfetas y perdiste la suerte jugando al todo o nada con la muerte.
tu mente, a miles de kilómetros de aquí ya no tiene el control de tus decisiones.
lentamente y mientras te aferras a lo que fue el mejor recuerdo de tu vida, te vas durmiendo en....

2 comentarios:

caleidoscopiocatarsis dijo...

En la experiencia mística la persona se siente habitada por otra, y de un modo tan profundo y fértil, que ya no consigue pensar en otra cosa. La presencia de la otra persona en ella parece más fuerte que la sintonía de ella consigo misma. La diferencia es que, en la relación humana, el objeto de la pasión está, de hecho, fuera de la persona. Una experiencia mística quizas?

Delirium dijo...

Cuántas veces habremos tenido experiencias místicas, eh?
Y yo en particular, casi permanentemente..jaja.

Las relaciones humanas son más superficiales entonces? (...Hasta que se convierten en experiencias místicas..)