sábado, 7 de noviembre de 2009

LA EXEPCION.


Me enseñaste que los fracasos
son un eterno dolor,
y aprendiste a matarme
cantando esa canción.
Es una fuerza natural
que me hunde en la depresión,
y es que paso lo peor
esta batalla ya se perdió.
No soy un tipo común,
sabes que me molesta ese don.
Te alejas sin parar, y
sigues corriendo en esa dirección.
No te detengas, no vale la pena,
algún día llegaras al amor.
Te creí tan mía que hasta
en la cima del mundo escucho tu voz.
Tocarte es un vuelo sagrado
en estos pocos días de sol.
No soy de mezclar lexotanil con wisky
pero hoy voy a hacer la excepción.
Los pactos sellados en el ayer
no son más que el polvo de hoy.
No lo quise entender, mi error,
el tuyo? Jugar con la ilusión.

1 comentario:

Vicko dijo...

Jugar con la ilusión, eso duele demasiado.