jueves, 14 de mayo de 2009

Mi último viernes.



Las luces se encienden arriba de mí,
el cielo se cae a pedazos y los árboles no paran de llorar,
no dejo de pensarte en mis brazos,

necesito tu calor esta noche de cielo gris.
Dos peces mueren en el fondo de un wisky,
Caña legui puros y una canción que no quiero recordar.
Son las 3am de mi último viernes
y tu perfume ya no esta en la habitación,
me contaste tu historia y yo la mía,
desearía que juntas fueran más que una.
Tengo tantos momentos vacíos
que quisiera llenar con tu voz, tu boca y tus ojos.
Se quema la luna y se apaga el sol,
Se me escapa tu amor y me deja mi corazón,
no quiere vivir conmigo...
Le pregunto adonde va, me dice que contigo.
Aquí me tienes naufragando en un mar de sueños,
delirando al costado del mundo.
Guardo el beso que me diste
junto un te quiero de tu corazón.
Un día me dijiste “se feliz” y te alejaste de mi,
pero prefiero morir a tu lado que vivir sin ti.
En el ocaso del mundo te buscare
y siempre te he amado al oído te diré.
No quiero tu lastima ni compasión,
quiero ser tu sueño y gran amor
No llores que el cielo se pone gris,
no mueras que mi mundo se cae sin ti,
ríe, canta y se feliz, que al menos así puedo vivir.
No juegues con mi amor como un niño con su imaginación,
soy tan real como el te amo que te digo.

1 comentario:

Vicko dijo...

Wow! Esto es tan auténtico y hermoso, cuanto me estuve perdiendo al no darme tiempo de leerte.