lunes, 26 de marzo de 2012

Noche de penas ahogadas

La noche gira y gira,
y yo voy corriendo
con la música como religión.

La luna se duerme,
y yo me trenzo en debate
con mi mente enroscada otra vez.

Las estrellas no me guían,
y yo busco desesperado
la oportunidad para ser feliz.

El sol sale allá en lo lejos,
y yo caigo en el error
de creer que no podrá ser.

6 comentarios:

Con edulcorante y al Revés dijo...

Sabés cual es el problema. Buscamos la felicidad en ese plan dentro del cual nacimos y para el cual no tuvimos ni voz ni voto en establecer las reglar.
La felicidad está en el plan propio, no en un camino ciego que te lleva a una meta compartida que ni te llena ni te quita el sueño.

Hay que volar con los pies en la tierra, la mente es libre y la música la melodía de las ideas :)

Besos a tii mi querido Ale!

Princesa Gitana dijo...

Interesante texto...me ha gustado mucho tu blog, te sigo ya mismo, un abrazo, feliz día :D

don vito andolina dijo...

Hola Delirio...regreso ligero de equipaje a tu hermosa casa, aquí me quedo, muy agradecido, pasa buen día, besos rimados.

La Maga dijo...

Las noches largas donde quedan demasiadas palabras explayadas en papel no? siempre me pasa..
Un beso grande

† Un sueño solamente † dijo...

me pegó como un palo en el medio de la frente la ultima frase..emm...no se como que te metiste en mis pensamientos o algo asi.Me encanto, un besote grande!

Kei- dijo...

"la musica como religion".

Me encanto! besos :)