miércoles, 29 de febrero de 2012

Dia 147

La televisión llega a millones de personas, pero al alma de pocas. La medicina llega a menos personas, pero tiene el potencial de cambiarles las vida.  
Lisa Sanders ( 24 de julio de 1956) asesora médica de la serie Dr. House, columnista médica del New York Times y ex responsable del Primary Care Internal Medicine Residency Program en la YALE School of Medicine

¡Las últimas semanas hemos estado recorriendo de punta a punta todo Perú! Wow, que  país fascinante, una diversidad de paisajes e historias escondidas que sorprenden. 
Todavía cargábamos con la paz que traíamos del Machu Picchu. Es algo maravillosamente hermoso, y misterioso. Es algo de lo que no hay imaginación posible para describir y sentir. Simplemente hay que estar ahí, a 2500 metros sobre el mar y viendo esa increíble y romántica ciudad. Antes del volver, entre las piedras de uno de sus muros, deje escondido un papel con la frase "Tu misterio es más interesante que mi imaginación".

Ayer decidimos parar unos días en Piura, al norte de Perú, porque Jazmín ha estado con fiebre, y a pesar de la insistencia de ella de seguir, le dije pararíamos algunos días hasta que se mejore.Después de dejar las cosas en la habitación, y a Jazmín descansando en la cama, baje a la recepción del Hostel  Los Cocos Inn, donde habíamos parado, y pregunte donde podía encontrar una farmacia cerca de ahí para comprar unos medicamentos.
-¿Que necesitas?-  Me dijo un hombre que estaba al lado mío en la recepción. (El acento argentino era inconfundible, y se notaba que era del interior)
-Algo para mí...- me quedé pensando unas milésimas de segundos
-...mi novia- Fue raro decirlo, nunca me había referido así a Jazmín
-¿Por qué? ¿Que le pasa? Tal vez yo tengo algo que darle, soy médico y llevo algunos medicamentos.- Me dijo, quien después se presentaría como Alejandro, un chico de 26 años de San Juan que estaba recorriendo América del Sur.
Le conté lo que pasaba con Jazmín y subimos. La revisó un poco, le tomo la temperatura, y le hizo unas preguntas. Le dio un par de pastillas y le dijo como tenía que tomarlas, y que eran para la fiebre y algo más que ahora no recuerdo. Charlamos los tres un rato, hasta que Jazmín se durmió, y decidimos ir al bar que estaba en la esquina a tomar algo y seguir charlando, mientras ella descansaba.
Una cerveza llevo a la otra y cada una traía un poco de historia de cada uno de nosotros, que compartíamos con el otro, hasta que la lengua se nos empezó a soltar, y sin pisar la borrachera, ya nos creíamos unos eruditos en filosofía y ciencias del estilo, y debatíamos una diversidad de temas de los que solo dos personas en un bar con varias cervezas encima cada uno pueden saber. Así llegamos a un tema del que todavía recuerdo, y el que realmente fue el de mayor controversia y del que hablamos con un desaliñado tono sobrio. Sería absurdo, y abundaría en suposiciones si les tratara de citar textualmente esa conversación, pero me gustaría comentarles cual fue la idea en general de la que hablamos. 
Dolor, dolor y sufrimiento, dos sentimientos tan opuestos como iguales. Dos afecciones dañinas de diferentes objetivos. Una es independiente de la otra, y sin embargo a veces conviven en el mismo tiempo. Cuando nos referimos al dolor, ¡es algo físico! Nos duele la cabeza, o nos duele la panza, o la pierna. Sentimos dolor cuando nuestro cuerpo es el que "sufre". Y por otro lado, hablamos de sufrimiento, cuando son los sentimentalismos los que se ven afectados, cuando nos hieren emocionalmente. Sufrimos, cuando nos "duele" el alma. Siendo así, los familiares de una persona con cáncer, padecen un sufrimiento terrible, pero no sienten dolor alguno. Una persona a la que le dicen que murió un amigo siente que le desgarran el alma, pero no sangra por ninguna parte, no siente dolor. Hay fracasos que realmente se sufren y tampoco duelen. En cambio, cuando una madre esta pariendo, siente dolor, pero no sufre, pues está dando a luz a su hijo. Un boxeador que gana el campeonato mundial, seguramente le duele todo el cuerpo, pero no sufre, por que ha cumplido su meta de ser el mejor del mundo. Hay muchos personas que sufren de una enfermedad que no tiene cura y es devastadora, que llegado un momento crítico, eligen rendirse para no sentir más dolor y estar en paz, y no sufren esa decisión.
Al día siguiente, recuerdo que me despertó Jazmín, y yo estaba tirado en el sillón, vestido, y con la camisa desprendida. Nos reímos un poco de la situación, desayunamos, y fuimos a buscar a Ale para recorrer algunos lugares de la ciudad. Nos consto despertarlo, se quejo todo el día de la resaca que tenia. Alquilamos un auto entre los tres y fuimos a conocer las playas de Mancora, que nos habían recomendado la gente del hostel, eran las típicas postales de playa con palmeras y el sol en ocaso. Y a la tardecita fuimos a ver las grandes ferias de artesanías de Catacaos y de Chulucanas. Típica posta del playa con palmeras y el sol en ocaso. Esa misma noche nos despedimos de Ale mientras comíamos chifles con cerveza, ya que el partiría la mañana siguiente hacia el este, adentrándose en el norte de Brasil.
Pasamos unos días mas en Piura con Jazmín, la mayoría del tiempo estábamos en la playa. Yo aproveche para comprar y leer un libro de un hombre en el que había estado pensando mucho últimamente, Mario Benedetti.


6 comentarios:

Vicko dijo...

ESTAS A 2:30 HORAS DE MI CASA!!!
Hace cuanto fue eso? porque hace unos días me cruce con una pareja argentina que llevo el mismo paso que yo al menos 3 cuadras y algo me decía, que podrías ser tu, por que? no lo se, pero lo sentí.
Debo hacerte una corrección, Piura queda al norte, como Chiclayo mi ciudad, aunque aquí no hay mucho por ver, quizá el museo Tumbas Reales de Lambayeque y las pirámides de Tucume a las que aun no voy pero dicen que son grandiosas. No olvides pasar por Trujillo, les encantará. No se donde estas ahora, pero hoy saldré a caminar por el centro de la ciudad, esa que están invadiendo los turistas últimamente pensando que algunos de ellos podrían ser ustedes. Seria extraño e interesante, cruzar el limite de la blogosfera y vernos las caras por un segundo. Abrazos a donde quiera que estén.
Tchau

Vicko dijo...

Definitivamente la posibilidad de que nos hallamos visto en el camino, es emocionante. Espero que nos sigas contando cada detalle de tu viaje y si llegas a mi ciudad (Chiclayo), que esos caprichos de la vida tal vez nos lleven a encontrarnos.
Nos vemos...
Tchau

Con edulcorante y al Revés dijo...

Ahora entiendo todo!
Tengo que admitir que yo también lo pensé apenas empecé a leerte jajaja

Y cómo le ibas a decir a Jazmín? Amiga? Cuando la palabra amiga (a alguien que no es técnicamente tu amiga) te suena más rara que "novia", es porque "novia" se le acerca un poquito más jajaja..
Little Wing lleva la delantera en tanta ida y vuelta!
Me diste ganas de volver al Machu Picchu, sabías? Lugares sin tiempo si los hay..

Besos de luz muchachiino (:

Vicko dijo...

¿Que pasó? ¿Cual es la mala noticia? Sabes el blog tiene FB, sorry si no te doy el mío aun no me siento lista para quitarle el misterio a mi identidad. Pero puedes dejar lo que quieras en el muro. Espero estés bien y que la noticia no sea tan mala.
Abrazos inmensos...
Tchau

Vicko dijo...

CHANFLE! Parece que descubriste mi identidad, aun así preferiría no cruzar esa linea. Sobre tu confesión, la falta de fotos de tus "viajes" me hacían pensar en esa posibilidad, no te voy a negar que es un tanto decepcionante. Por otro lado me parece admirable tu imaginación, creo que yo no podría crear todo eso de la nada. En conclusión seguiré leyéndote. Un consejito, crea una pagina de FB a tu blog, me encantaría darle ME GUSTA.
Nos vemos en el camino, algún día...
Tchau

La Maga dijo...

Yo también ando ganas de leer a Benedetti!
Cuenta más historias del viaje, me fascinan!! Un beso grande!